LA INMIGRACIÓN ARGENTINA EN LA PROVINCIA DE ALICANTE

Antecedentes Históricos

La inmigración Argentina en España y en la Provincia de Alicante, es un fenómeno contemporáneo que surge a partir de la segunda mitad del siglo XX, concretamente a partir de 1950, es decir prácticamente un siglo después del primer movimiento emigratorio europeo y español hacia Argentina. Por lo tanto no existe una situación de simetría social, sino que ambos procesos obedecen a situaciones específicas y particulares que corresponden al ordenamiento geopolítico, histórico, económico y social de ambos países.

El marco general del movimiento migratorio español hacia Argentina fue abonado por la conquista americana y la fundación de Buenos Aires durante el siglo XVI y hasta principios del siglo XIX, no se generaron movimientos migratorios significativos, que tuvieron sus puntos más importantes, durante la primera mitad del Siglo XX.

Durante el siglo XIX, la inmigración española fue subsidiaria de dos circunstancias históricas:

En primer lugar, la constitución de los virreinatos y los primeros gobiernos patrios constituidos por españoles y criollos.

En segundo lugar, por los efectos de las luchas y guerras europeas en las que tuvo España un protagonismo importante.

Existe un antecedente histórico específico de un movimiento fundacional desde la provincia de Alicante, en el que inmigrantes de Altea, participaron en la fundación de Coronel Dorrego, Partido de Coronel Pringles, una ciudad de la Provincia de Buenos Aires a principios del siglo XIX.

Durante el siglo XX, la inmigración española hacia argentina, estuvo marcada por los efectos económicos y sociales de la primera guerra mundial y el éxodo hacia América de los republicanos como consecuencia de la guerra civil española, que incluye la post guerra inmediata.

Justamente y de manera casi simultánea, al concluir, la primera etapa de la postguerra española, comienza el primer movimiento migratorio desde Argentina hacia España, que constituirá la primera etapa de otras que podemos definir.

Etapas Migratorias Argentinas hacia España

Consignamos cinco etapas migratorias de Argentina hacia España, que describimos a continuación:

1°) De 1950 a 1961
2°) De 1961 a 1974
3°) De 1975 a 1985
4°) De1986 a 1999
5°) de 2000 a 2004
6°) 2005 en adelante.

1°) La primera etapa, ha estado marcada por el peronismo y su caída en 1955,por lo tanto ha sido la primera emigración y exilio político que afectó al Jefe del Movimiento Peronista, que se exilio en España, a sindicalistas, militares y militantes peronistas muy próximos al General Perón.

El General Perón se estableció en Madrid, pero venía a Alicante con frecuencia alojándose junto a Isabel Martinez, su última esposa, y el cantante Carlos Acuña, en el ex Hotel Carlton, ubicado en la Rambla y Explanada de España. Estableció relaciones con algunos alicantinos que ayudaron a establecerse en Alicante a militantes peronistas que comenzaron a llegar paulatinamente a esta ciudad y Provincia.

Esta etapa que constituyó el primer exilio político en España y Alicante, constituyó la matriz del exilio argentino posterior, que alcanzó su punto más alto, a partir del golpe militar de marzo de 1976 y que volvió a tener a Alicante, junto a Madrid y Barcelona, como sus destinos preferenciales.

2°) La segunda etapa, de emigración y exilio argentino, fue nuevamente a golpes militares, el primero de la década, contra el ex presidente, Arturo Frondizi y el segundo contra el ex presidente Illia, ambos radicales.

El primero fue estructuralmente motivado por el desacuerdo de la burguesía y oligarquía argentina y ganadera, por la política petrolífera y energética encarada por el presidente Frondizi y desencadenado por la visita subrepticia y nocturna, que hizo el Che Guevara por pocas horas, quien se encontraba en la reunión de la OEA en Uruguay y se entrevistó con Frondizi.

El segundo golpe, dio lugar a un movimiento cívico militar, encabezado por el General Onganía, que afectó a todas las organizaciones universitarias, educativas, culturales y sindicales, que penetró militarmente la sociedad argentina y produjo el éxodo de importantes fuerzas intelectuales y sindicales.
Durante esta década tuvo lugar en Argentina, el primer movimiento guerrillero guevarista en el que participó un ex sacerdote alicantino, Arturo Ferré Gadea, ex -jesuita e hijo de un ex secretario del Ayuntamiento de Alicante, ciudad en la que residiría posteriormente hasta su muerte, cuando se exilió, durante la etapa siguiente. Los intelectuales y sindicalistas argentinos se exiliaron al comienzo de la etapa preferentemente en países sudamericanos, como Uruguay, Chile y México, aunque el golpe de Pinochet en el 73, la entronización de la derecha peronista, y el nacimiento de las Tres A, la organización paramilitar organizada por José López Rega, durante el mandato de Isabel Martínez, a partir de la muerte de Perón, precipitaron el comienzo de siguiente etapa.

3°) La Tercera Etapa, está marcado por el exilio político, militante y sindical de los argentinos que eligieron como sus destinos preferentes a Madrid, Barcelona y Alicante.

A partir de agosto de 1975 comenzaron a establecerse en la provincia (Altea, Benidorm, y Torrevieja los primeros militantes exiliados. También se estableció un pequeño contingente en Murcia.

El perfil de los militantes establecidos en Alicante y Murcia, fue de alta cualificación profesional: médicos, psicólogos, arquitectos, profesores universitarios, abogados, y periodistas (Sociología Historia, Economía, Psicología, Arquitectura). Muchos de ellos, la mayoría se incorporaron rápidamente a la vida laboral, tratando de no ser visualizados, porque durante los años que duró la dictadura argentina, los servicios de inteligencia militar tenían agentes distribuidos en la geografía española, con infiltraciones en los servicios de seguridad del estado español y en la prensa española.

No obstante estos profesionales argentinos desempeñaron actividades docentes en la Escuela de Trabajo Social de Jesús y María de Vistahermosa, en el Colegio de Jesuitas, en la Escuela de Enfermería de Javereanas, en la Universidad de Murcia, en el Hospital General de Alicante, en el Hospital de San Juan y en la Universidad de Alicante.

En el comienzo fue de vital importancia la solidaridad de algunas entidades y personas tales como la Directora de la Escuela de Trabajo Social, la madre Salud, dedicada aun desde otras funciones a labores solidarias.

También los gestores de Obra Social, como Carlos Mateo, Sala Recio, Signes, Ernesto Contreras, Margarita Borja y Directores de Obra Social, como Francisco Bernabeu tuvieron una actitud de apoyo encomiable, que reflejaba lo mejor de la sociedad alicantina de entonces, en esta posición solidaria.

También colaboraron en la organización de diferentes actividades y culturales que se gestaban alrededor del Aula de Cultura de la CAM (entonces del Sureste de España y luego de Alicante y Murcia) y en artículos de la Revista idealidad, también de la CAM.

Desde el punto de vista político los argentinos de entonces no desarrollaban actividades en la política española, porque sus actividades estaban centradas en la denuncia de la dictadura militar en diferentes ámbitos nacionales e internacionales . Sin embargo los argentinos en Alicante fueron muy activos en organización de actividades relacionadas con la política argentina y la resistencia de las organizaciones revolucionarias, constituyendo la Agrupación Eva Perón en el exilio, en la que militaban ex Montoneros, activistas de la FAP(Fuerzas Armadas Peronistas), militantes de J.P(Juventud Peronistas), y ex militantes de diversas formaciones de izquierda.

De esa agrupación formaron parte, entre otros Lili Mazaferro, ex montonera , ex esposa de Juan Gelman y madre de hijo desaparecido, los ex oficiales montoneros Nilda Orazi (ex secuestrada en la ESMA) y Juan Carlos Scarpatti (ex fugado de Campo de Mayo),Carlos Aznarez (Periodista y Director de Noticias Argentinas, Oscar Strada (ex exiliado perseguido por las Triple A), Arturo Ferré Gadea, ex sacerdote y guerrillero de las FAP, Alicia Milla, ex secuestrada por la ESMA. Gustavo Farías, Psicólogo, también perseguido por la represión militar. Todos residieron en Alicante, a excepción de Carlos Aznarez y Lili Mazaferro. Algunos de ellos, residen aun en esta provincia.

Este grupo que se disolvió con el retorno a la democracia argentina, en 1983, organizó tres congresos europeos de exiliados y militantes de izquierda revolucionaria que tuvieron lugar en Madrid, París y Alicante.

Arturo Ferré Gadea, fue candidato por el partido comunista de los Trabajadores. Otros militan en partidos de izquierda.

También a nivel profesional en Alicante se radicaron los primeros psicoanalistas que eran argentinos y que crearon el Primer Instituto Psicoanalítico de Alicante, que dio lugar a la formación de psicólogos y médicos especialistas en Psicoanálisis. Médicos argentinos han sido Directores del Hospital General, otros cirujanos infantiles, Jefes de Sección, como Néstor Garramone, ginecólogos, como Miguel Vincenti, cirujanos plásticos, como José María Pérez Chufo Traumatólogos, como Guillermo Bettoldi y Jorge Maisonnave, nefrólogos y anestesistas, entre especialidades escasas entonces en Alicante, han contribuido al mejoramiento de la sanidad pública.

En Altea el traumatólogo, Dr. Jorge Maisonnave, realizó el primer implante de manos en España a un ciclista accidentado.

También destacados arquitectos se instalaron en esta ciudad entonces.

4°) La cuarta etapa, se caracterizó por el fin del exilio político, pero comenzó una etapa inmigratoria que sería creciente y que alcanzaría su punto culminante en la etapa siguiente y que se definirá como la emigración económica multiclasista.

Esta movimiento migratorio económico, se debió al camino inflacionario argentino, que siguió al proceso de desdolarización y originó la emigración masiva, primero cualificada como la de los odontólogos, anestesistas y especialistas médicos en líneas faltantes en la formación española y luego de diplomados, maestros mayores de obra y finalmente obreros diversos sin cualificación, que se derivaron hacia la hostelería, la construcción y el servicio doméstico.

Estadísticamente, mientras del 72 al 86, los argentinos residentes en Alicante crecían aproximadamente en 100 por año,(de 100 a 683), a partir de entonces comenzaron a radicarse entre 500 y 1000 anuales, crecimiento que se extenderá hasta finales del 2005, comenzando a estabilizarse primero y a decrecer después, alcanzando entonces la cifra de 11.400 argentinos en la provincia de Alicante.

5°) La quinta etapa constituyó el pico más alto de todo el proceso migratorio. Durante los años 2000 a 2004, los argentinos empadronados en Alicante constituyeron la tercera nacionalidad, detrás de Colombia y Ecuador, en un espectro que fue desde el 8,4 % hasta el 9,7 %del total de inmigrantes. El proceso de normalización llevó a que a través de la Casa de las Américas de Alicante, se constituyera el primer consulado itinerante del Consulado General de Barcelona, en el que pasaron más de 2750 argentinos, de los que 1400 lo hicieron durante el primer año. Y aunque la cifra de nuevos empadronados en Alicante capital, no superaba los 2000, entre otras ciudades de la provincia, Sant Joan, San Vicente y Alfaz del Pi, Benidorm, Altea, Torrevieja, Elche, Elda y Alcoy, triplicaban estas cifras.

Los nuevos inmigrantes se dedicaban principalmente al sector Servicios, en un 43%, a la Construcción en un 17 %, a la industria en un 9%, a la agricultura en el 7%, y el resto al sector doméstico.

También se debe considerar, que el proceso de normalización no logró captar a la totalidad de inmigrantes, quedando una enorme bolsa, aun sin cuantificar, en la irregularidad, que actualmente se estima alrededor de 800.000 personas en todo el Territorio Español, de los cuales aproximadamente 120.000 estarían en la provincia de Alicante.

6°) Del 2005 hasta la actualidad, los argentinos se han estabilizado, con relativa o escasa movilidad. Es un colectivo que se mantiene, activo en más del 90%, con muy baja o nula tendencia al retorno y con un crecimiento muy lento, lo que ha llevado en esta etapa a la constitución de dispositivos asociativos con grados organizativos locales, y nacionales que buscan rentabilizar los años de permanencia y mejorar las condiciones de vida y de trabajo.

En Alicante Capital, funcionan cuatro asociaciones de argentinos, que se suman a las existentes en Elche, Elda, Altea, Torrevieja y Murcia. Algunas de estas asociaciones se encuentran integradas en FEDEAR (la Federación de Asociaciones Argentinas en España y en Europa)

La mayoría de estas asociaciones cuentan servicios de asesoramiento jurídico, asistencia psicoterapéutica y apoyo psicopedagógico para alumnos inmigrantes.

Algunos de estos servicios se sostiene con el apoyo de la obra social de algunas entidades financieras, siendo la Obra Social de Caja Mediterráneo, a través de programas específicos, como CAM INMIGRANTES o CAM ENCUENTRO, la que más eficaz y solidariamente se ha volcado con los inmigrantes.

La labor que se realiza en las asociaciones se refiere a solucionar problemas de índole legal jurídico administrativo, a realizar gestiones de formación y mejora de empleo, y a preparar a los inmigrantes para una inmersión en la vida política y social española.

Por último los argentinos residentes en España y en Alicante, están pendiente del desarrollo del Proyecto de Provincia 25, dispositivo político desplegado por el Ministerio del Interior Argentino, para constituir un distrito electoral y político en el exterior, que les posibilite la participación activa en la política argentina desde el exterior, con ladesignación de representación en la misma cámara de diputados nacional.

Estos dispositivos electorales son posibles actualmente en otros países sudamericanos y Argentina pretende sumarse a ese movimiento de participación social, que sin duda otorgará una nueva dimensión a la relación de los argentinos con la política española también, en la medida que a partir de 2011, también podrán votar en las elecciones municipales y autonómicas, merced a los acuerdos bilaterales que el gobierno español, ya ha firmado con 15 países latinoamericanos.

En Alicante casi la cuarta parte de la población que vive en laprovincia es de origen extranjero, ya que supone el 23% de la población del padrón censal. Este porcentaje casi triplica efectivamente la media nacional, que se encuentra en el 11,6 % de media.

Durante el año 2008 la población alicantina alcanzó 1.891.477 habitantes, aumentando en 66.213 habitantes, respecto del año anterior, de los cuales 53.461 fueron extranjeros. O sea que el 80% del crecimiento poblacional se debió a los extranjeros.

Los argentinos representan el octavo colectivo dentro de la totalidad de colectivos comunitarios y extracomunitarios, precedidos por británicos, alemanes, marroquíes, rumanos, ecuatorianos, colombianos, holandeses y búlgaros.
Dentro de los países latinoamericanos, se constituyen como en tercer colectivo, con 11,541 personas detrás de Ecuador y Colombia, con 23.997 y 20.667 respectivamente.
A nivel nacional, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, al 1 de enero de 2008,se encuentran empadronadas en España 290,281 personas nacidas en Argentina.

Es decir, casi 30.000 argentinos, si consideramos, que durante ese año y hasta la actualidad, han continuado llegando argentinos, que el retorno argentino no es significativo y que aún existen sin duda, argentinos irregulares.
Otro dato a tener en cuenta, más de un tercio de las personas que han nacido en Argentina, y viven en España, poseen la nacionalidad española, según esta misma fuente, eran entonces 93.335 personas.

Y por otra parte, uno de cada dos argentinos, posee nacionalidad de algún otro país europeo.

De todo ello, se desprende que los argentinos, no solo que pueden encontrar más fácilmente que otras nacionalidades latinoamericanas la posibilidad de legalizar su situación, sino que se asimilan a la cultura y tradiciones europeas y les facilita la inserción laboral e inclusive el ejercicio de derechos y deberes cívicos inherentes a la condición de ciudadanos, incluidos el derecho al voto. Sin embargo a nivel de ocupación laboral, los argentinos, mantienen el mayor nivel de ocupación cualificada en el sector servicios dentro de los autónomos y empresarios, tales como publicidad, fontanería, electricidad y hostelería.

Hay que hacer constar que colectivos argentinos profesionales desarrollaron en la provincia de Alicante, actividades laborales para cuyo cometido se registraba una carencia de profesionales, así sucedió con los primeros publicistas, como Ernesto Ortiz de Zarate y cuando se registro una falta de guardacostas y salvavidas, el mismo ayuntamiento de alicante contrató profesionales argentinos para ese cometido.
También los argentinos se mantienen como el mayor colectivo que ejerce profesiones superiores y facultativas dentro del área de salud pública, servicios sanitarios y de salud mental.

En los últimos años, también se ha detectado un número creciente de ciudadanos de origen argentino, que se decanta por ocupaciones dentro del sector agro alimentario, que van desde las licenciaturas superiores de ingeniaría agrónomas hasta las tareas de recogida y tratamiento forestal y otras actividades tales como la agrimensura, topografía.

Dentro de estas últimas actividades, los argentinos establecidos en la provincia se trasladan a otras provincias cercanas, como Murcia y Almería e inclusive se han desplazado a Albacete, Jaén y Galicia, dejando establecida su familia e hijos en esta provincia.

Esta es la nueva perspectiva de los inmigrantes argentinos, la de integrar la categoría de nuevos ciudadanos o ciudadanos emergentes a todos los efectos y la de profundizar en sus nuevas raíces dentro de España.

Oscar Strada Bello, Presidente de la Casa de las Américas de Alicante